El Triatleta novato

Llevo años con la ilusión de convertirme en un Ironman, un “Finisher” que los llaman… Aunque existen multitud pruebas deportivas más duras (cada día se inventan una locura nueva), para mí esta supone el reto máximo. En el límite de la cordura y la locura. No sé cómo, ni cuando, pero quiero verme en Lanzarote, embutido en un neopreno y nervioso en la línea de salida concentrado en los 3,8km a nado, 180 de bici y 42,2km corriendo.

No sé de dónde nació exactamente esta ilusión, pero buscando por internet experiencias de “Finishers”, llegué a parar al diario de Marino Orlandi. En él narraba los durísimos meses de entrenamientos previos a la competición, el indispensable apoyo de la familia y los nervios y experiencia de la agónica prueba. Leyendo el diario, te hacías a la idea de la intensidad con que se debe vivir y la indescriptible sensación al llegar a meta.
Más tarde y casualidades de la vida, veraneando en Lanzarote, comimos con el director del hotel Occidental Grand Teguisse Playa y su familia y resultó ser el autor del diario que había leído meses atrás. Le hizo mucha ilusión conocer a alguien a quien había inspirado y por supuesto, aun más a mí.

Con esta idea en mente, llevo casi dos meses nadando tímidamente dos días a la semana, un par de km al día. Ahora y con motivo de mi cumpleaños, mi mujer me ha regalado una impresionante bicicleta de carretera Giant TCR que adaptaré a triatlón, así como todas las prendas de invierno para atletismo y natación. Mi madre se encargó del GPS y pulsómetro de muñeca Garmin Forerunner 305 (una maravilla) y mis suegros del rodillo de entrenamiento para bicicleta de Kinetic. De momento a mí me ha tocado invertir en unas Louis Garneau y lo que me queda…

Bicicleta Giant y resto de objetos adquiridos para la práctica de la triatlon

Mi objetivo a corto plazo, es adaptar mi cuerpo a las tres disciplinas y hacerlo por mi cuenta. Lo que me produce mayor incertidumbre es la bici. Nunca he montado en una de carretera, e incluso el material técnico me resulta desconocido.
Obviamente, lo que me va a resultar más complicado es sacar tiempo para todo. Con dos niñas, lo que no sobra es tiempo. Mi idea inicial es nadar a mediodía, correr por la tarde noche y dejar la bici para las 22.00pm mientras veo la tele, o una peli en el cine.
Mi propósito no es tanto el prepararme, si no ver si me gusta y si sobretodo valorar si es factible con mis limitaciones.

Por último, no quería dejar de recomendaros el visionado de este impresionante vídeo, ejemplo de superación y amor incondicional, en la que un padre participa en un Ironman “acarreando” de su hijo discapacitado. Por duros que seáis, este vídeo os tocará la fibra sensible…

Anuncios

Acerca de Guser

Business Consultant en Arval - BNP Paribas Group Postgrado en IDE-CESEM - Dirección Comercial y Marketing Postgrado en CICE - Dirección de Arte y Comunicación
Esta entrada fue publicada en Bici, Carrera a pie, General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s