Un canalillo, dos tetas y al Tajo

Y dice el refranero: “Tetas de Viana, muchos las ven, pero pocos las maman”

Miércoles 20 de Agosto de 2008

Con este bonito refrán que lleva implícito el reto, Barth nos propone un destino y una ruta diferente de las anteriores. A poco más de una hora en coche desde Madrid, en La Alcarria situada entre Trillo y Viana de Mondéjar (Guadalajara), nos encontramos con las Tetas de Viana. Dos sugerentes montañas gemelas, declaradas monumento natural y que serán nuestro objetivo para este miércoles.

Tetas de viana

Tetas de viana. Foto: Antonio Real

La partida cuenta con un buen número de integrantes. Además de los clásicos (Kike, Barth y Gus), esta vez nos acompañan Alvarito, Faus, Joaquín, Mario y Carlitos.

Aparcamos los coches nada más pasar Trillo y comenzamos la ruta. Cada uno adecua la marcha a su ritmo y se crean varios grupos, encabezados por Kike y por mí. La ruta es bastante agradable, está francamente bien señalizada y transcurre en su mayor parte por caminos muy fáciles. En el tramo final, el desnivel se acentúa, los árboles se cierran y las rocas se desprenden con mayor facilidad .
Finalmente, tras superar el tramo más duro en la falda de la montaña, llegamos al canalillo y nos dirigimos a la teta derecha, ya que no se puede coronar la izquierda.

Canalillo y teta de Viana

Canalillo y teta de Viana. Foto: Blog Mi Alcarria

Un tramo rocoso y finalmente unas escaleras verticales de hierro, que al parecer antiguamente eran de piedra y llegaban hasta una atalaya, nos permiten acceder directamente a la cumbre. En total, 5km de subida.

Club alcobendas

Escaleras de la teta. Foto: Club aventura alcobendas

Un atardecer precioso! Vistas del Tajo, del paisaje boscoso en toda su amplitud y de la central nuclear, que no deja de ser curiosa.

Vistas desde la teta derecha

Vistas de la central nuclear desde la teta de Viana

Vistas de la central nuclear desde la teta de Viana

Desde arriba, vemos como van llegando los demás y también la agonía sufrida por Carlos en el último tramo. Con un poco de fuerza de voluntad, llega arriba y nos hacemos la foto de rigor en el punto geodésico, aprovechando las últimas luces.

La vuelta, muy tranquila salvo para Mario, que cae en dos ocasiones golpeándose en la cara y brazos (lo que llegan a hacer algunos por fardar…). Termina bastante magullado, pero sin lesiones.

Noche cerrada, como no, lo que toca es un baño en las cálidas aguas del Tajo!

Como era de esperar, agua bastante fría y a destacar la fuerza con la que baja el río, algo que nos llamó la atención.

Después de hacer el gamba un rato, nos vamos a cenar en un restaurante camino de casa, (cuyo nombre no quiero recordar), donde comimos sendos chuletones y solomillos, acompañados por una abultada cuenta final y cierta prisa por echarnos sin demora.

1.30am en casa.

Anuncios

Acerca de Guser

Business Consultant en Arval - BNP Paribas Group Postgrado en IDE-CESEM - Dirección Comercial y Marketing Postgrado en CICE - Dirección de Arte y Comunicación
Esta entrada fue publicada en Aventura, Carrera a pie, General, Nocturna, Rutas, Senderismo. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Un canalillo, dos tetas y al Tajo

  1. Salamayon dijo:

    soy un alcarreño que estaba buscando información sobre las tetas de viana….

    si son tetas y canalillo…. el vértice geodésico es el pezoncillo de viana??

  2. guser dijo:

    Y no sabes cómo lo tiene!!! Sería por el frío…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s