Patones – Pueblo de Atazar

Una vez más y aprovechando el solsticio de verano, reunimos un nutrido grupo de 7 jinetes dispuestos a batirse con el día más largo del año, armados con focos y todo tipo de gadgets tecnológicos inútiles.

Esta vez la hoja de ruta, tenía marcada como punto de partida el pueblo de Patones de Abajo y nuestro destino, el Pueblo de Atazar. Dada la distancia a recorrer, unos 60km (ida y vuelta), debíamos llegar a Atazar con luz, cenar en el bar del pueblo donde somos ya conocidos (Los del miércoles)  y volver con los focos por carretera para evitar accidentes como el ocurrido el año anterior.

A las 19:30 ya estábamos montados sobre las bicis, saliendo por la Avda del Generalísimo y tratando de evitar la carretera. Pronto nos dimos cuenta de que esto no era posible, así que volviendo al plan original, subimos por carretera el puerto que lleva hacia el Pontón de la Oliva a buen ritmo. Una vez coronado, ya sí, cogimos el desvío hacia la derecha que nos introduce en una senda que nos llevará hasta el Atazar sin volver a tener atisbo de civilización.

La ruta no es técnica en absoluto, aunque si requiere de un buen estado de forma ya que al menos ¾ partes del recorrido son de ascenso. La ruta transcurre entre pinares y paisajes típicos de la Sierra de Guadarrama, algo más secos en esta época del año, pero impresionantes igualmente. Parte del recorrido, la hacemos en paralelo al río que invita a bañarse y hace de frontera entre la Comunidad de Madrid y Castilla la Mancha.

No hay muchas posibilidades de elección y me atrevería a decir que todos los caminos que te vas encontrando terminan llevando a Atazar. Llega un momento en que empiezas a ascender de nuevo un buen trecho, momento que por la hora del día es propicio para divisar algún corzo, o guarro y desde este punto tendrás pocos tramos de descanso.

Guser ruta Patones Atazar Gran Miércoles

Tan solo un descenso rápido, que precede la última rampa dura que nos dejará en la plaza del pueblo.

Como siempre nos reciben con gran amabilidad en el pueblo y nos sirven casi sin pedirlo sendas jarras de cerveza, huevos con chorizo, lomo, queso, croquetas, ensalada…. Y por supuesto un helado de postre.

Ya la vuelta y después de haber disfrutado y reído un buen rato como siempre a costa de las infinitas anécdotas de Chacel, volvimos por la carretera que habíamos evitado a la ida, con algunos periódicos a modo de cortavientos, pero con una temperatura perfecta y una noche limpia que hizo que la vuelta fuera realmente disfrutable.

Ruta muy recomendable.

Anuncios

Acerca de Guser

Business Consultant en Arval - BNP Paribas Group Postgrado en IDE-CESEM - Dirección Comercial y Marketing Postgrado en CICE - Dirección de Arte y Comunicación
Esta entrada fue publicada en Aventura, Bici, General, mtb, Nocturna, Orientación, Rutas. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Patones – Pueblo de Atazar

  1. Antonio Chacel dijo:

    Impecable, ruta perfecta. Sólo habría añadido a esta crónica el típico rejón a Jimmy ahora conocido como Farsi. Eso nunca sobra!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s