MAM 2013 – Maratón Alpino Madrileño

Fotografía: Sebastian Navarrete. Cima de Peñalara.

Fotografía: Sebastian Navarrete. Cima de Peñalara.

Domingo 16 de Junio. Tras 4 años de participar por primera vez en este mítico maratón de montaña (42km teóricos) que otorga a los finalistas el estatus de “supervivientes”, me dispongo a sufrir y disfrutar de nuevo con las tres temibles ascensiones que caracterizan su trazado.

mam-altimetría700x273

Un año de incertidumbre climatológica, podía haber marcado el día, pero finalmente fue benevolente y no hizo ni excesivo calor, ni frío. El día estaría marcado exclusivamente por los tres ascensos: Guarramillas (Bola), Peñalara y Cabezas de hierro. Las tres cumbres que marcan, junto a la Maliciosa, el conjunto montañoso de nuestra ciudad.

Todo el que ha participado en un evento de esta índole, sabe que la cabeza juega un papel fundamental. Hay que saber dosificarse y aminorar en los tramos donde te encuentras mejor, para no desfallecer después en los desniveles exagerados.

En este tipo de carreras, ni si quiera los ganadores corren en todo su trazado. Los ascensos más duros y los más técnicos, se hacen andando a buen ritmo y es en los llanos y descensos es donde recuperas el tiempo. Parte de la clave de hacer un buen resultado, reside en andar a buen ritmo y sin parar durante los ascensos.

Cuatro años no parecen demasiados, pero cinco segundos en Cercedilla, lugar de la salida, bastaron para ver lo que ha cambiado este deporte: Medias de compresión (pantorrilleras), zapatillas minimalistas, bastones generalizados, mochilas de hidratación, relojes gps y suplementos energéticos para ingerir durante la carrera (geles, barritas, sales en pastilla, shots…).

No es más que la constatación de que se trata de otra disciplina que se ha popularizado y los grandes fabricantes han visto un nicho en ello. Personalmente no estoy en contra del desarrollo y evolución de los materiales, técnicas y gadgets asociados al deporte. De hecho, soy víctima de ellos como el que más… Pero no deja de ser un tanto exagerado tener que incorporar todas estas cosas para correr 5-8h por la montaña, contando con los avituallamientos oportunos.

En fin, salida temprana desde el pueblo de Cercedilla y ascensión hacia el Pto de Navacerrada por los agradables pinares de la ladera, regados por innumerables ríos y barrizales tras las pasadas lluvias. Subida agradable y “tendida”, que se hace trotando, hasta llegar al puerto, donde nos espera un breve avituallamiento. Sin demora, toca el primer ascenso duro: Subir a la Bola, fuera de camino, siguiendo la sombra del telesilla (es decir, recto, en vertical). Evidentemente es dura y el terreno no agarra, pero es corta y las piernas están frescas aun.

Una vez coronada y bajando por la loma de los Noruegos, todavía en grupo con dos amigos (Diego y Jesús, monitor del Reebok), llegamos a Cotos, donde nos esperan Pedro y María José, para acompañarnos en la ascensión a Peñalara en su preparación para el GTP.

MAM 2013 - 16 Junio 2013 Bj_0881

A Peñalara se sube por Peña Citores (hacia el oeste/izquierda). También hay que tomarse el ascenso con calma, porque el plato fuerte del día está por llegar.

Fotografía: Sebastian Navarrete

Fotografía: Sebastian Navarrete

Se corona Peñalara y se baja a buen ritmo por el camino habitual. Remontamos un  pequeño tramo por carretera, para adentrarnos de nuevo en pinares embarrados que nos llevarán a la base de la escalofriante subida conocida con el sobrenombre de “tubo de cabeza de hierro”.

Es básicamente eso. Un tubo… una subida vertical, sin descanso, e interminable. Es ahí donde se ve quien está fuerte de cabeza, quien no ha entrenado lo suficiente, quien ha conservado, desfallecimientos, náuseas, colapsos… Una subida muy dura, que hay que hacer sin prisa, pero sin pausa.

Subida de Tubos a Cabezas

Cuando llegas arriba, piensas que está todo hecho. Pero aun queda una zona técnica de canchales. Un tramo de rocas que hay que trepar, cuyo final no llegas a vislumbrar a pesar de los minutos. Cualquier resbalón supondría una fractura segura y los que tenemos vértigo no lo llevamos nada bien…

Canchales Cabeza Menor

Finalmente este tramo termina y le sigue un tramo de descenso técnico. Un helicóptero de rescate está llevándose a la primera fémina, con fractura de mandíbula y clavícula… imagen impactante.

Con la sensación de haber acabado con los ascensos en el día, nos enfrentamos aun al tramo de cuerda que separa las Cabezas de Hierro de la Bola. Otras dos ascensiones  no muy largas, pero con las fuerzas justas.

Una vez se llega a la Bola, ahora si, solo quedan 10km aprox de descenso. El primer tramo técnico y después por caminos, que se hacen bastante largos, para que mentir…  hasta llegar a Cercedilla.

Este año y dado que era parte del entrenamiento para el GTP, lo hice con amigos, en grupo y a ritmo muy conservador, a pesar de lo cual estoy muy satisfecho con mi marca de 6:27h

Nos veremos de nuevo!

Anuncios

Acerca de Guser

Business Consultant en Arval - BNP Paribas Group Postgrado en IDE-CESEM - Dirección Comercial y Marketing Postgrado en CICE - Dirección de Arte y Comunicación
Esta entrada fue publicada en Competiciones, General, Trail running. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s